Publicidad
advertisement
SLIDER

Possessed – Revelations Of Oblivion (Nuclear Blast)

04 Junio, 2019

Jeff Becerra es el único músico fundador presente a día de hoy en Possessed. Inicialmente bajista y vocalista, en 1989 tuvo que dar un giro a su vida después de quedarse sin movilidad de cintura hacia abajo. Lejos de dejar de lado todo de manera definitiva y tras una dura rehabilitación volvió en 2007 a los escenarios, esta vez solo como cantante ante la imposibilidad de compatibilizar voz y bajo.

Desde 2007 hasta hoy el grupo ha ofrecido shows muy puntuales y su actividad ha sido escasa hasta el asentamiento del bajista Robert Cardenas como miembro fijo y tras firmar con Nuclear Blast. Se esperaba que 2018 fuese el año en el que se lanzasen material, pero los planes fueron reorientados para este 2019. En breves también comenzarán una gira por Europa y Canadá de la que ya hay confirmadas fechas entre junio y septiembre.

Si hubiese que citar al Big Four del death metal probablemente ellos estarían en el top compitiendo con Morbid Angel seguidos de Death, Obituary y Cannibal Corpse. A lo mejor no son tan conocidos como los citados por su tiempo de ausencia dentro del panorama, pero su importancia ha sido grandísima para que el metal extremo diese sus primeros pasos.

Unas campanas y un arreglo orquestral abren esta nueva etapa con “Chant Of Oblivion”. La atmósfera oscura y épica de este pequeño fragmento nos transporta a una especie de peli de terror que va a dar paso a “No More Room In Hell”, primer golpazo en la cara que abre con un riff de guitarra tan rápido como familiar en el estilo acompañado de una batería machacona.

La misma percusión que no da tregua con el anterior corte abre lo que he llamado la “triple D” del disco: “Dominion”, “Damned” y “Demon”. Los tres temas son toda una muestra de que la magia de Possessed está impoluta y de que la vieja escuela del death metal puede marcarse un disco que es tan funcional y sincero ahora como podría haberlo sido en el pasado.

Revelations Of Oblivion’ no es un disco de brutal death, pero tampoco un trabajo de metal melódico o progresivo. Es death metal directo y crudo sin muchas florituras que gustará tanto a fans de la vieja escuela como a seguidores de bandas thrash o hardcore punk. El peso inspiracional de Motörhead, Black Sabbath, Slayer o Mercyful Fate están más que presentes otra vez, por lo que fans de alguna de estas bandas podrán disfrutar del álbum sin mucho problema.

Este es un retorno triunfal de unos gigantes que no romperá esquemas pero que sin duda alguna funcionará para refrescar la memoria y recordar que sin el paso más allá que dieron algunas bandas en su tiempo incorporando “growls” o “guturales” y melodías más frenéticas probablemente no se hubiesen tomado la mismas vías evolutivas.

¡Bienvenidos de nuevo, Possessed!

Deja tu comentario

Diseñado por calavera design 2017